¿Cuándo se convierte la mentira compulsiva en un trastorno patológico? (2023)

La mayoría de ustedes puede haber leído la cita de William Shakespeare, «ningún legado es tan rico como la honestidad», sin embargo, a veces elegimos mentir. Si bien todos mentimos ocasionalmente, existe una diferencia entre un mentiroso ocasional y un mentiroso patológico. Cuando una persona miente sin esfuerzo y esas mentiras le salen naturalmente en lugar de la verdad, a menudo se reconoce como una mentira patológica. Si no se trata, la mentira patológica puede resultar en una condición de salud mental conocida como trastorno dementira compulsiva.

Comprensión de los mentirosos patológicos y el trastorno de la mentira compulsiva

No existe una definición psiquiátrica de unmentiroso patológico. También conocida comomitomaníaopseudología fantástica, la mentira patológica es un trastorno mental en el que alguien miente de forma habitual o compulsiva. Sin embargo, tal condición puede ser un síntoma de depresión, ansiedad, psicopatía, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo o trastorno narcisista de la personalidad.

Naturaleza de la mentira patológica

Se cree que la mentira patológica es común tanto en hombres como en mujeres. El consenso es que, en la mayoría de los casos, la mentira comienza en la niñez o la adolescencia y continúa a lo largo de la vida de una persona. Aunque mentir es un desarrollo normal en los niños, en el que pueden mentir para escapar de una situación o mentir para obtener algo, el problema comienza cuando la mentira se vuelve persistente. Incluso puede llegar a ser perjudicial para la vida cotidiana. En esta etapa, la naturaleza de la mentira se vuelve patológica.

Si una persona miente por costumbre y no puede controlar este comportamiento, se le considera mentiroso patológico. Termina convirtiéndose en su forma de vida. Para ellos, mentir les parece más cómodo y conveniente que decir la verdad. Estas personas suelen provenir de un entorno emocionalmente inestable, tienen dificultades para hacer frente a los sentimientos de ansiedad y vergüenza, o tienen baja autoestima.

¿Qué es un mentiroso patológico?

Un mentiroso patológico es alguien que miente todo el tiempo compulsivamente con o sin ningún propósito aparente o ganancia personal. En muchos casos, los mentirosos patológicos no pueden funcionar sin decir mentiras. Siguen mintiendo incluso a costa de dañar su propia reputación. Si se expone, un mentiroso patológico puede tener dificultades para admitir la verdad. Miran una situación desde su perspectiva e ignoran las consecuencias por completo. Esta condición puede afectar su relación con todas las personas cercanas a ellos, como sus parejas, padres, hijos, empleados, jefes o amigos.

Ciencia de la mentira patológica

Unestudioreveló que los mentirosos patológicos tienden a tener una mayor cantidad de materia blanca en el cerebro en comparación con los mentirosos no patológicos. Las habilidades verbales y la inteligencia de los mentirosos patológicos fueron en su mayoría similares o, en ocasiones, mejores en comparación con los mentirosos no patológicos. Los científicos concluyeron que el aumento de materia blanca en la corteza prefrontal del cerebro era responsable de la mentira patológica.

Diferencia entre mentiroso patológico y mentiroso compulsivo

Un mentiroso patológico tiende a ser manipulador o astuto y apenas se preocupa por los sentimientos de otras personas. Creen que lograrán algo cuando mienten y defienden su acto cuando los atrapan. Un mentiroso compulsivo, por otro lado, no puede controlar su comportamiento mentiroso y miente por costumbre.

En ningún momento un mentiroso patológico admitirá que está mintiendo. Además, mienten con gran convicción, comienzan a creer sus mentiras y, a veces, se vuelven delirantes. La mentira patológica es un rasgo que suele encontrarse en personas con trastornos de personalidad. Dicho esto, no se requiere que un mentiroso patológico tenga otros problemas de salud mental para ser diagnosticado como mentiroso patológico.

Los mentirosos compulsivos pueden no tener la intención de mentir, pero terminan mintiendo por costumbre. La baja autoestima es el rasgo más común que se observa en todos los mentirosos compulsivos. Aunque la mentira compulsiva es relativamente inofensiva, puede ser frustrante para las personas que viven con este trastorno.

Naturaleza de las mentiras contadas por mentirosos patológicos

Uno puede ver diferencias aparentes entre las mentiras piadosas y las que dicen los mentirosos patológicos. Las mentiras piadosas son inofensivas, sin malicia y, por lo general, se dicen para evitar conflictos, herir o causar problemas a las personas. Las mentiras patológicas, por otro lado, son mentiras que se dicen sin una buena razón. Se dicen simplemente porque a los mentirosos patológicos les resulta difícil decir la verdad y no se sienten culpables, ni sienten que corren el riesgo de ser atrapados en una mentira. Algunas personas sufren de la compulsión de mentir y lo hacen con frecuencia. A menudo no se dan cuenta de que pueden estar lastimando a las personas que los rodean.

Características de un mentiroso patológico

Hay muchas características de los mentirosos patológicos que se pueden encontrar en sus conversaciones cotidianas. Son mentirosos patológicos no solo porque mienten, sino porque la mayoría de las veces creen en sus mentiras. Anhelan atención y su baja autoestima hace que inventen historias que los hagan sentir mejor.

Juegan la carta del héroe o de la víctima

Por lo general, los mentirosos patológicos confían en ser los héroes o las víctimas de cualquier historia. Casi nunca se les ve ni se les escucha como espectadores en ningún complot sobre el que mienten. Buscan alguna reacción o desean llamar la atención sobre sí mismos en la historia que construyen.

son dramaticos

La mayoría de los mentirosos patológicos tienden a dramatizar todo lo que narran. No exhiben emociones casuales. Casi todo se deriva de falsedades dramáticas extremas y cómo respondieron a ellas. Son grandes narradores y les encanta la atención que atraen sus historias. Cuando mienten, tienden a mantener sus historias creíbles para reforzar su mentira.

Diagnóstico de la mentira patológica

Como la mayoría de las condiciones de salud mental, la mentira patológica no se puede diagnosticar fácilmente. Sin embargo, los médicos y terapeutas pueden identificar la condición. Hay muchas entrevistas y pruebas que los profesionales médicos pueden realizar para diagnosticar a un mentiroso patológico.

Para hacer que sus mentiras sean creíbles, un mentiroso patológico a menudo dirá cosas creíbles como que le diagnosticaron una enfermedad o que tuvo una muerte en la familia. Un buen terapeuta o psicólogo podrá separar los hechos de las mentiras y tratar al paciente en consecuencia. Además, sabrán que los síntomas serán diferentes en diferentes pacientes.

Para diagnosticar la mentira patológica, los médicos o terapeutas suelen:

1. Hablar con sus amigos y familiares

2. A veces usa una prueba de polígrafo

3. Entender si el paciente cree la mentira

Cuando la mentira patológica se convierte en un trastorno de la mentira compulsiva

La mentira patológica puede convertirse en un trastorno de la mentira compulsiva si no se trata. Las personas con trastorno de mentira compulsiva generalmente niegan la afección y necesitarán todo el apoyo que puedan obtener. Como se mencionó antes, sus mentiras son diferentes de las mentiras piadosas que la gente suele decir para salir de una situación. Si la mentira patológica se convierte en un trastorno de la mentira compulsiva, la gente empieza a crear falsedades. Cuando uno reconoce la verdad, puede convertirse en un desafío para todos hacer frente a la situación.

Cómo ayudar a alguien con el trastorno de la mentira compulsiva

Si la mentira patológica se convierte en un trastorno, puede hacer lo siguiente para ayudar al paciente:

1. Sé comprensivo

2. Recuerda que no se trata de ti

3. No te enojes ni te frustres

4. No te lo tomes como algo personal

5. No te involucres en sus mentiras

6. Sé solidario

7. No juzgues

8. Llámalos por sus mentiras con paciencia

9. Hazles saber que te importa

10. Motívelos a ver a un consejero o terapeuta

Tratamiento para el trastorno de mentira compulsiva

En la mayoría de los casos, los mentirosos patológicos y compulsivos no desean buscar tratamiento. Si se les ordena y dirige, los mentirosos patológicos podrían considerar el tratamiento. A menudo, se necesita un círculo de apoyo de familiares y amigos junto con un terapeuta comprensivo para ayudar a tratar el trastorno de la mentira compulsiva.

Hay muchas cosas que un profesional médico puede hacer para ayudar a los mentirosos patológicos. Dado que esta condición no se puede diagnosticar fácilmente, los terapeutas tendrán que explorar y estudiar el historial del paciente para ver si padece alguna otra condición de salud. También podría ser una condición que no está impulsada o influenciada por ninguna otra condición subyacente. Para los mentirosos patológicos, se consideran los siguientes métodos de tratamiento:

Terapia conductual cognitiva (TCC)

Se asocia una especie de estigma con la TCC para los mentirosos compulsivos. Sin embargo, un terapeuta capacitado que brinde TCC puede hacer maravillas en el tratamiento del trastorno de mentira compulsiva. Se recomienda la terapia cognitiva conductual si el paciente sufre problemas de comportamiento.

Terapia conductual dialéctica (DBT)

La Terapia Conductual Dialéctica ha tenido un gran éxito en el tratamiento de la mentira compulsiva o patológica. Si a la persona se le ha diagnosticado un trastorno de personalidad, los profesionales médicos creen que esta forma de terapia puede ayudar a tratar la afección de salud mental.

Medicamento

Si el paciente tiene una combinación de problemas de salud, también se pueden sugerir medicamentos para ayudar a lidiar con todas las condiciones que podrían ser el problema subyacente de su comportamiento, como la ansiedad, la depresión o las fobias.

El tratamiento del trastorno de la mentira compulsiva es un esfuerzo de equipo. Esto significa que el paciente, sus amigos y familiares, y el profesional médico que trata al paciente son todos interesados en el tratamiento.

Cómo lidiar con los mentirosos compulsivos

Muchas personas sufren de trastornos de salud mental. Una de las condiciones menos conocidas es el trastorno de mentir patológico o compulsivo. A menudo, la gente se burla de los que mienten. Algunas personas mienten por temor a enfrentar las repercusiones negativas de decir la verdad. Al mismo tiempo, otros pueden mentir para satisfacer sus necesidades materiales. Algunas personas simplemente encuentran emocionante mentir. Sin embargo, es fundamental diferenciar entre los que eligen mentir y los que mienten porque padecen algún trastorno. No todos los que mienten lo hacen a propósito.

Terapeuta de Mentira Compulsiva

Si usted es alguien que sufre de un trastorno patológico o de mentira compulsiva o conoce a alguien que sufre de esta condición de salud mental, debe buscar la ayuda de un psicoterapeuta capacitado. Hable con las personas que lo aman y lo valoran, y aprenda a lidiar con el estrés y la ansiedad usando diferentes métodos. Es recomendable buscar ayuda profesional, ya que los profesionales médicos pueden brindar el tratamiento adecuado con compasión y cuidado.

Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Lidia Grady

Last Updated: 03/21/2023

Views: 6159

Rating: 4.4 / 5 (45 voted)

Reviews: 92% of readers found this page helpful

Author information

Name: Lidia Grady

Birthday: 1992-01-22

Address: Suite 493 356 Dale Fall, New Wanda, RI 52485

Phone: +29914464387516

Job: Customer Engineer

Hobby: Cryptography, Writing, Dowsing, Stand-up comedy, Calligraphy, Web surfing, Ghost hunting

Introduction: My name is Lidia Grady, I am a thankful, fine, glamorous, lucky, lively, pleasant, shiny person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.